Mar 02 2014

La stop-motion como ejército de resistencia. La tardía Edad de Oro de una técnica anacrónica

Published by

Jordi Costa

Crítico de cine

DOI: http://dx.doi.org/10.4995/caa.2014.2157

.

Resumen: Paradójicamente, en plena época de la animación digital, la animación stop-motion no sólo no se ha retirado al banquillo —o al desván de los juguetes rotos— en un panorama que no aseguraba su superviviencia, sino que ésta se revela más bullente que nunca, con la realización de numerosos largometrajes que se distribuyen mundialmente, producidos bajo la batuta de veteranos directores como Henry Selick —alma mater de la paranormal Laika—, Peter Lord —Aardman Animations—, Tim Burton o el redivivo maestro checo Jiři Barta; pero también supone un atractivo añadido para cineastas de acción real tan personales como Wes Anderson. Jordi Costa profundiza en este inesperado revivir de la animación stop-motion, cuyo ímpetu contagia cada vez más todas las latitudes.

.

Fig. 4

.

Palabras clave: Stop-motion, largometraje, Henry Selick, Tim Burton, Jiři Barta, Wes Anderson, Aardman Animations

Biografía: Jordi Costa (Barcelona, 1966). Lleva escribiendo sobre cine, cómic y otros territorios de la cultura popular desde 1981. Autor de numerosos libros, entre ellos 100 películas clave del cine de animación (2010), ha escrito también otras obras colectivas o en colaboración. Con Darío Adanti ha publicado los tebeos Mis problemas con Amenábar (2009) y 2.000 años de cine (2010). Ha sido responsable de contenidos del canal temático Cinemanía. Ha comisariado exposiciones en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, y en La Casa Encendida (Madrid). Ha impartido docencia en la Universidad Pompeu Fabra, y en la Universidad Camilo José Cela. Profesor del Máster de Animación de la UPV. Es crítico de cine en El País y Fotogramas. Ha dirigido las películas Piccolo Grande Amore y La lava en los labios bajo las directrices del manifiesto #littlesecretfilm.

Volumen completo en Sendemà

Volver arriba

.