Feb 05 2012

Història d’Este, de Pascual Pérez

Published by

Adrián Encinas Salamanca

 

DOI: http://dx.doi.org/10.4995/caa.2012.1042

.

Con buenas dosis de café, cerveza y coñac, Pascual Pérez presenta en el cortometraje Història d’Este la vida de un personaje al que define el narrador del relato audiovisual, Xavier Rubert, como “un hombre mu normal”. Este no es otro que un muñeco de plastilina, animado fotograma a fotograma, como exige la centenaria técnica de animación stop-motion. Su apariencia sencilla –su silueta es parecida al pictograma que decora las puertas de los servicios de caballeros–, resulta ideal para centrar nuestra atención en la narración y, sobre todo, en la excelente animación que hace que el muñeco cobre vida gracias a las increíbles manos de Pascual.

La narración se desarrolla en un peculiar teatro, el “Teatro Tonto” más concretamente, donde un variopinto grupo de personajes se dejan caer para atender a lo que pasa en el escenario: un escenario donde esta noche se representa Història d’Este, un hombre con serios problemas con la bebida, que le harán entrar en un bucle de resultados tronchantes a la par que enfermizos. Un cuento sobre el alcoholismo y los excesos.

 

Izqda.: Títulos de crédito de Història d’Este. Dcha.: Éste tomando un brandy.

 

“El guión se basa en una tira de cómic que hice hace bastantes años, cuando estudiaba Bellas Artes [en Valencia]. Hice unas cuantas historietas publicadas en algunos fanzines con el seudónimo de “El Hombre Sensato”, entre las que se encontraba Història d’Este”, comenta Pascual. Sin embargo, antes de que estas historietas saltaran al formato de corto de stop-motion, ya se habían convertido en graffiti –como atestigua el pub punky La Manola, situado en el barrio del Carmen de Valencia.

Tras su paso por la facultad, Pascual se formó como animador en Inglaterra y más concretamente en Bristol, bajo la tutela de Aardman, donde llegó a ser uno de los animadores principales para el largometraje Wallace & Gromit: La Maldición de las Verduras (Wallace & Gromit, The Curse of the Were-Rabbit; 2005). Sin embargo, en 2009 decidió volver a España para continuar su carrera como director dentro de la animación: primero en el cortometraje La Tortuga Que Quería Dormir, de la productora basada en los cuentos infantiles de la editorial OQO, OQO Filmes; y luego para desarrollar su trabajo más personal, Història d’Este. “Al revisar algunas ideas de las tiras, me planteé hacer un corto de 4 ó 5 minutos por mi cuenta, y aunque al principio solo tenía tres frases, pensé que podría funcionar. Además, el hecho de tener personajes de diseño simple que mostrasen distintos estados de ánimo, utilizando recursos básicos como la plastilina, también me encajaba para el tipo de animación que quería intentar.”

 

Contrarrestando los efectos del alcohol con grandes dosis de café (izqda.), y el entorno del Teatro Tonto en la película (dcha.)

 

Sin embargo, el uso de personajes simples en animación, como Este, que no posee ni pelo, ni orejas, ni nariz, ni vestimenta, que no es gordo ni flaco, etc., presenta grandes inconvenientes a la hora de conseguir un acting creíble. Pascual encontró en este hecho un gran reto. “Este no tiene cejas, ni párpados, ni pupilas, pues los ojos son dos agujeros en forma de línea vertical. Así que, para animar cualquier expresión o cambio de ánimo (enfadado, aburrido, entusiasta, cansado, borracho, etc.), no pude echar mano de recursos básicos como arquear las cejas, bajar/subir los párpados o desviar la mirada. Además, con Este, fijar el eje de la mirada era complicado, pues según la luz incidía en los agujeros, a veces parecía que estaba mirando a donde no debía. Así que intenté suplir las carencias centrándome en lo que sí tenía”. Y con la expresión en la boca, la pose del cuerpo y una excelente animación, Pascual ha conseguido, como hiciera Nick Park con el famoso Gromit, dotar al personaje de una fuerza impactante, que por momentos nos hace olvidar que se trata de un simple amasijo de plastilina y alambre.

Siendo como es el primer trabajo profesional independiente realizado por Pascual, acostumbrado a cobrar su sueldo como animador a final de cada mes, la producción de este cortometraje supuso para él otro de los grandes retos. “Como productor tuve que responsabilizarme de todos los pasos necesarios para realizar el corto: conseguir financiación, pagar a la gente, comprar materiales, conseguir un estudio, organizar el rodaje, planificar, pagar el IVA, IRPF, seguros, autónomos, etc. Pero después de muchos años trabajando para productoras grandes y pequeñas, también quería tener algo en mi “showreel” que estuviera hecho con mis propios medios, para poder enseñar el tipo de trabajo que puedo hacer de manera independiente con miras a poder ofrecer ese tipo de animación.”

Lejos de retos y problemas, el corto fue presentado el pasado septiembre de 2011, y de momento ha sido seleccionado en importantes festivales de animación tanto nacionales (3D Wire y Animar), como internacionales (Animage), comenzando una carrera con la que se espera consiga una buena cosecha de premios.

 

Sobre el director: Pascual Pérez Porcar, natural de Vila-real, Castellón, nacido en 1967, es Licenciado en Bellas Artes en la especialidad Escultura, por la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politècnica de València. Al acabar la carrera especializó en animación stop-motion a través de un Máster impartido por la University of West England. Su trayectoria como animador y director comenzó como animador 2D en los desaparecidos Estudios Camelot de Castellón, pasando más tarde a trabajar en Cartoon Producciones para la serie Cuttlas. En 1999, tras cursar un máster de animación, pasó a trabajar como animador en stop-motion para los famosos estudios Aardman en Bristol, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera, participando en el oscarizado largometraje Wallace & Gromit: La Maldición de las Verduras (Wallace & Gromit, The Curse of the Were-Rabbit; 2005) las series Rex the Runt, Creature Comforts y Angry Kid, además de un buen puñado de anuncios para televisión. Su vuelta a España se produjo en 2009, y desde entonces ha dirigido dos cortometrajes de animación, La tortuga que quería dormir, para OQO filmes, e Història d’Este.

 

Adrián Encinas Salamanca (Madrid, 1986) es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Su contacto prematuro con el cine de Ray Harryhausen hizo que aflorará en él una inquietud por el cómo y el porqué de la animación fotograma a fotograma, que se materializó en 2006 en la creación del blog Puppets & Clay, dedicado en exclusiva al mundo del stop-motion. Además ha colaborado en festivales de animación nacionales como Animayo y Animadrid, impartiendo charlas sobre stop-motion, y ha escrito tanto en libros (El Cortometraje Español en 100 Nombres), en revistas (FX Magazine, Stop-Motion Magazine) y en fanzines (DATA, Amazing Monsters), tratando esta centenaria técnica de animación desde diferentes puntos de vista. Asimismo, trabaja dentro de STOPMOTIA, asociación de amantes del stop-motion, donde intenta hacer que la animación del paso de manivela llegue con fuerza a todos los rincones.

E-mail: puppetsandclay@gmail.com

 

© Del texto: Adrián Encinas Salamanca

© De las imágenes: Pascual Pérez Porcar

Volver arriba

Descargar como PDF icono_pdf